Masajes Eroticos Madrid/ Calle Sor Angela de la cruz, 34 - 28036 Madrid/ + 34 91 153 49 22
Plaza de los Mostenses 7, 5ªA - 28007 Madrid // Whatsap: +34 682 681 979

Tantra y transgresión

Uno de los más eficientes dispositivos psicológicos del tantra es la práctica de la transgresión. Como la vida está naturalmente cercada por restricciones que establecen cada vez más límites, permitirnos a nosotros mismo una transgresión tiene un poderoso efecto de catarsis. Esto es frecuentemente empleado por algunos tipos de psicoterapia. Tantra y transgresión van cogidos de la mano. Aprender a vivir con libertad y frescura nuestra libertad y nuestro cuerpo, mediante masajes eróticos.

Al vivir en sociedad es imposible suprimir toda ley, norma o reglamento. Pero una acumulación de restricciones compulsivas termina por generar efectos no deseados. Por ello ciertas transgresiones tienen efectos terapéuticos. O para evitar ciertos problemas emocionales.

Si comprimimos nuestra energía se puede volver peligrosa y tiende a explotar. Es como la pólvora. Si la encendemos sobre una piedra hará ruido y no lastimará a nadie. Pero si la colocamos centro de una cápsula de metal y obstruimos la salida de los gases detonará, y podría ser lesivo.

 

Canalizar energías.

Cuando las represiones sobrepasan el límite de resistencia de una persona ésta explota del mismo modo que lo hace la pólvora encapsulada. Esta explosión puede darse en el cuerpo y somatizar una enfermedad física. O bien puede explotar en el ámbito de los psíquico, y elaborar comportamientos antisocial. Así surgen los criminales comunes, y en ocasiones, hasta los psicópatas.

No tenemos la pretensión de defender que la terapia de la transgresión pueda evitar todos los casos de criminalidad. Pero si es seguro que podría eliminar un número importante de casos. Animarse a una sana transgresión es aprender a vivir en libertad, y conocerse a uno mismo. Dentro de la transgresión que elegimos nos apoyamos en nuestra verdadera personalidad. Es dejar salir nuestra forma de expresarnos. No se trata de violar leyes o caer en comportamientos antisociales, sino de luchar contra algunos tabúes que impone la sociedad. El tantra, sea maithuna o un masaje erótico, nos ofrece una forma de transgresión sana y constructiva, donde podremos canalizar nuestra energía sexual para ser mejores personas. Tantra y transgresión nos dan la clave del poder dormido en nosotros.

 

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies