MAD: Calle Sor Angela de la cruz, 34 - + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA
BCN: Rocafort 91 - 93,Entlo 3. Telf: + 34 93 419 39 42 - +34 625 373 428

Tantra y Pranayama

RESPIRACIÓN PRANAYAMA

Para alcanzar el mayor grado de elevación en el tantra necesitamos practicar el control del aliento. En los masajes tantra animamos a que los trabajéis. El control del aliento es fundamental para el trabajo de Kundalini. Comienza por el control y la prolongación de las dos fases respiratorias. Además es importante el tiempo de retención del lleno y al vacío. Si logramos unir la respiración Pranayama a nuestra técnica tántrica alcanzaremos con mayor facilidad el despertar del Kundalini.

En vez de largas y poco eficaces conversaciones sobre las distintas técnicas creemos más necesario practicar diariamente. Quien controla la respiración Pranayama controla el cuerpo y la mente. El prana es sutil y circula a través de los órganos, piel, sistema nervioso. Sin él no es posible la vida. La fuente fundamental de Prana es la atmósfera y proviene, sobre todo, del Sol.

La mejor época para comenzar el pranayama es en primavera, o en invierno. El momento más adecuado para realizarlo es al alba -antes de la salida del sol- a mediodía y dos horas después del ocaso.

La energía sexual ayuda a incrementar las retenciones y despertar la luz interna del corazón. En la inspiración se toma aire con prana. El aire va a la sangre y el prana se vuelve energía vital. En la retención completa el oxígeno llega a las células del organismo y el prana equilibra el sistema nervioso. En la expulsión nos libramos de las impurezas y lesiones mediante el aire que expiramos. Al alcanzar de nuevo el vacío se logra una calma nerviosa.

 

Qué es el pranayama

Se trata de diversos y diferentes ejercicios de respiración consciente. En sánscrito prana es energía y iama control. Por ende, pranayama significa control de la energía. Y efectivamente, la forma de respirar es un elemento crucial para focalizar la energía que penetra en nuestro interior. Los viejos maestros decían que al respirar inhalamos energía del universo, Controlar, pues, nuestra respiración va a determinar el modo en que la focalizamos. La búsqueda del equilibrio.

 

Los tres pranayamas principales

 

Hay muchas variedades de paranayamas, pero consideraremos tres de los más importantes.

Kaphalabati, que significa cráneo iluminado.

Anuloma Viloma, que significa respiración alternativa.

Ujjaji, que significa respiración triunfante.

 

Son los tres más conocidos, y además de los más sencillos de practicar.

 

En la primera de ellas el maestro nos enseña a inspirar normalmente, pero expulsar el aire de forma corta y fuerte, un gran y único impulso para echar todo el aire de una sola vez. Se suele realizar en tandas de cincuenta o cien respiraciones. Es una forma de pranayama que genera mucho calor y aumenta la frecuencia cardiaca. Se suele emplear como inicio de sesión.

La segunda de ellas, el Anuloma Viloma se basa en despertar los tres nadis principales –tenemos cerca de setenta mil en todo nuestro cuerpo-. Los nadis son aquellos canales que trasportan la energía -el prana-, a lo largo de nuestro cuerpo, y estos tres de los que hablamos se llaman Ida, Pingala y Sushuma. Cuando los dos primeros están en armonía el tercero, Sushuma, se activa. Para que podáis visualizar un poco todo esto, los dos nadis Ida y Pingala se relacionesn con las dos fosas y canales nasales. Mediante este tipo segundo de pranayama lo que hacemos es activar los dos canales. Enfocaremos la respiración poniendo la concentración en cada uno de estos dos nadis. Los maestros nos enseñan que es una respiración que ayuda a la concentración y nos ayuda a evitar distracciones.

La última de las paranayamas de las que vamos a hablaros es la ujjaji. Es una tñecnica de respiración que nos invita a respirar cerrando la glotis. Las inhalaciones y exhalaciones se harán por la boca, como en oleadas de energía que entra y sale. Con el Ujjaji logramos conservar el calor al tiempo que ralentiza nuestro ritmo cardiaco.

FASES DEL PRANAYAMA

El aire debe seguir cada una de estas fases desde llegar a los pulmones hasta la expulsión total:

-Ser aire y gustarlo.

-Sentir la luz del prana mientras la energía resbala hacia la punta del esternón y el plexo solar.

-Sentir la diferencia que hay entre el aire que entra y el aire que sale.

Practicar nuestras pranayamas van a incidir directamente en el kundalini y en la eficacia de las técnicas tántricas. Los masajes eróticos se alimentan de su sabiduría. La respiración Pranayama y el tantra están estrechamente ligados. Para dar a nuestra sesión tántrica un sentido y una eficacia mayor, los pranayamas son indispensables, ya que, como hemos expuesto a lo largo de esta entrada, sin los pranayamas no controlamos bien la energía de la que nos alimentamos. Al principio nos resultarán algo tediosas, porque nos cuesta adaptar la respiración a la que estamos acostumbrados. Pero según vayamos repitiéndolas saldrán de nosotros de forma automática y las haremos parte de nosotros.

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies