MAD: + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA
BCN:+ 34 625 37 34 28 Rocafort 91 - 93,Entlo 3.

Masajes eróticos Barcelona

masaje erótico Barcelona

Una nueva mirada hacia el placer sexual

Cada día más personas se atreven a disfrutar de un masaje erótico. Una experiencia que sin duda, cambia la perspectiva de la sensualidad y amplía los horizontes eróticos y la visión del placer sexual.

Porque nuestra visión de la sexualidad se halla completamente restringida por un canon y una cultura concretas. Podríamos decir que se encuentra en un estado un tanto primario. Expandir la energía que deviene en el sexo conlleva un método y unas técnicas concretas, así como una espiritualidad y mentalidad más abiertas.

Nuestra sexualidad está demasiado focalizada a la genitalidad, y olvidamos que nuestro cuerpo entero está lleno de centros de gravitación potencialmente llenas de sensualidad.

El placer sexual del tantrismo

Los masajes que nos muestran el tantrismo abren esta nueva forma de entender el placer sexual. Se basan en una poderosa energía que hay dormida en nosotros. La llamamos Kundalini, y se halla dormida en el extremo inferior de nuestra columna vertebral. Al despertarla, esta energía asciende a lo largo de la columna vertebral, hasta llegar a puntos nerviosos de nuestro cerebro. Los masajes eróticos tántricos son una forma fantástica de iniciarnos en esta forma nueva de entender la sexualidad.

Personas en solitario, parejas, y en general todos aquellos que de una u otra manera, no solo buscan una experiencia erótica sino que además saben que esa esfera de sus vidas son clave para alcanzar el bienestar también en otras esferas de las relaciones.

El masaje erótico aporta sensualidad, pero no solo eso. El Tantra es una forma de mirar el mundo, una manera de habitar el cuerpo y de disfrutar de las relaciones y en general de la vida.

placer sexual

La búsqueda de nuevas formas de placer sexual ha sido una constante en el devenir del desarrollo del ser humano. A partir de los años sesenta, con la irrupción en el mundo occidental de la cultura y filosofía oriental (en concreto, de la India) surge el interés por la sexualidad hindú. No sólo el célebre Kamasutra, sino además el también conocido tantra o tantrismo. El tantrismo busca el desarrollo del placer físico enfocado a hacer crecer la espiritualidad. Del tantra existen numerosas variantes provenientes de diferentes países orientales.

Tantrismo

Del tantrismo existe una idea vaga muy generalizada. Se centra en ciertos ritos y masajes, pero lo cierto es que es algo mucho más amplio. Se trata de toda una filosofía iniciada, según dice la tradición. Y necesita de prácticas de respiración similares a las de yoga. Se trata de conocimientos ancestrales que han sido transmitidos de forma secreta solo a iniciados, y sólo el incipiente interés por las culturas y saberes hindúes que se dio desde los años sesenta han logrado abrirse a lo largo y ancho del mundo.

interés en el placer sexual

Son teorías que hablan de una separación artificial de un todo único y eterno. Esta realidad única se desgaja en dos mitades: una masculina (que el tantrismo identifica con Shiva) y otra femenina (que el hinduismo identifica con Shakti). El placer sexual, según el tantrismo, no es sólo una forma de deleite y goce, sino que adquiere un significado mucho más profundo. Casi podríamos decir que cósmico. Mediante el goce sexual alcanzamos simbólicamente la unión perfecta, la divinidad desgajada de la que hablábamos.

Bienestar espiritual

El tantrismo tiene además una vertiente terapéutica. No es sólo el bienestar que produce un buen masaje, sino que mediante el tantrismo eliminamos el estrés que nos provoca, sobre todo en las ciudades, la tristeza y agonía de vivir separados de nuestro ambiente natural, la propiamente dicha naturaleza.

Además, muchas parejas que viven la desolación de una relación sin comunicación y bienestar compartido, encuentran en el tantra un nuevo nexo de unión. El reconocer a nuestra pareja como una mera parte de una unidad sagrada provoca un estado de simbiosis y complicidad maravilloso.

Del mismo modo, personas que viven su sexualidad con miedo y/o complejos, gracias a los masajes tántricos aprende a conocer y a respetar nuevamente a su cuerpo. De algún modo, hablamos de una suerte de reconexión con uno mismo.

La energía Kundalini está ahí. En cada uno de nosotros. Es sólo una minúscula porción de la energía del universo. Pero es nuestra parte de cosmos dentro de todos nosotros. Pero yace dormida. Se trata de aprender a conectar con esta energía, y hacer que despliegue toda su potencia y bienestar.

Despertar un nuevo yo

De modo que el placer sexual es sólo un medio para alcanzar un estado espiritual más elevado. Lo erótico no es solo corporal o físico. Esto está, cierto, pero gracias al tantrismo podemos alcanzar grados superiores de conexión con nuestro placer sexual.

compartir placer sexual

Hoy día hay numerosos centros y estudios en España acerca del tantra o tantrismo. Desde Barcelona a Madrid, o incluso en ciudades y pueblos más pequeños. Esta filosofía (que sin duda enriquece nuestra vida sexual y espiritual) se ha extendido por toda la geografía, dándonos la oportunidad de probar esta forma mística de entender las relaciones humanas.

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies