MAD: Calle Sor Angela de la cruz, 34 - + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA
BCN: Rocafort 91 - 93,Entlo 3. Telf: +34 625 373 428

Masajes sexuales

masajes sexuales vs. masajes tántricos.

Estos consejos van a ayudar a las mujeres a alcanzar el estado de aspiración del orgasmo femenino. Una técnica que va a retardar el orgasmo y hacer que la experiencia sexual sea mucho más plena y sensorial, para lo que deberemos emplearnos a fondo a través de los masajes sexuales, y lograr un control del orgasmo.

 

En primer lugar debemos ser conscientes de que el masaje tántrico no es como los masajes sexuales normales que todos conocemos. En este tipo de masajes lo que se busca es el orgasmo centrado en la genitalidad. Sin embargo, el masaje tántrico va muchísimo más allá. Se trata de despertar y canalizar la energía sexual para extenderla a lo largo de todo sistema nervioso, de forma que podamos armonizar nuestros chakras, de modo que saneemos nuestros centros energéticos de todo el cuerpo. El placer es la forma y el mecanismo, por así decirlo, para alcanzar este objetivo, pero no es el fin de por sí. Efectivamente, se puede dar la eyaculación y el orgasmo, si embargo esto no es algo principal ni excluyente.

el poder de los masajes sexuales

 

 

Los masajes sexuales normales no logran ese estado consciente de meditación mediante el placer. Los masajes tántricos despiertan nuestros sentidos y la sensación se sensualidad en nuestro cuerpo para alcanzar un enorme grado de sensibilización y relaz absoluto. De este modo el masajes tántrico puede o no incluir masaje genital, que conocemos como lingham (en los hombres) y Yoni (en las mujeres). Pero el tantra plantea la sexualidad diferenciada, de modo que cada persona debe pedir incidir en las zonas que canalicen mejor su energía sexual, y no tienen por qué ser siempre los genitales. De hecho, los masajes sexuales en el tantra buscan precisamente la desgenitalización del placer y el deseo. Entienden la realidad de la sensualidad como un despertar energético.

El poder del tantra

El placer y el deseo femenino son muy poderosos. En el tantra se identifica con Shakti, que es la reina y la diosa que activa a Shiva (el principio masculino).

Uno de los aspectos fundamentales del masaje tántrico, y que lo diferencia radicalmente de otro masajes sexuales es lo que conocemos como respiración consciente, que se puede realizar por la nariz o por la boca. Es muy importante porque nos hace tomar conciencia del cuerpo (de ahí el nombre de respiración consciente), y hace que la energía fluya por todo nuestro cuerpo. Del mismo modo, nos imbuye en un estado de relajación profunda.

masajes sexuales

Otra característica propia del masaje tántrico es lo que se llama el toque vacío de intención. La represión de nuestra moral histórica judeocristiana ha derivado en que el toque sea visto y vivido como algo sexual. Sentimos las caricias como algo que alude inexorablemente a la sexualidad. De este modo, inconscientemente tenemos miedo de ser tocados. En el tantra este toque no tiene otra intención que no sea conectar espiritualmente. De modo que debemos evitar juicios morales y olvidarnos de nuestro ego durante el masaje.

Tres elementos fundamentales que hacen del tantra algo que los separa radicalmente de los masajes sexuales per se. Energía fluyendo, respiración consciente y toque vacío de intención.

Hay cuatro grandes fases para alcanzar a aspirar el orgasmo femenino, según la sexología taoísta.

La fase inicial.

Debes emplear los músculos de los puños, mandíbula, cuello, pies, perineo, nalgas y abdomen para lograr la activación de las bombas sacra y craneal. Es importante desviar la energía de los ovarios y la sensación de orgasmo para empujar la energía hacia arriba, de modo que suba hacia los órganos y glándulas en estado de activación.

Fase intermedia.

Aplica menos tensión muscula a los puños, mandíbula y los pies. Y al mismo tiempo, aumenta la comunicación con el músculo Chi del perineo, el diafragma pélvico y el esfínter. Emplea las bombas sacra y craneal para impulsar la energía sexual hacia arriba.

 

Fase avanzada.

Se necesita menos tensión en el músculo Chi del perineo, y más fuerza en las bombas sacra y craneal. Esto provoca que la mente tenga más fuerza para mover el Ching CHI al centro de la coronilla. Al concentrar la fuerza en la parte superior de la coronilla estaremos pasando energía del centro inferior al centro superior.

Fase de perfeccionamiento.

No utilices nada más que el control mental. No hay necesidad alguna de utilizar músculos. El poder de la mente transmitirá órdenes a la fuerza sexual de los ovarios para que suba y baje por los órganos las glándulas y el sistema nervioso. Esto permite que lo envuelva, prepare y revitalice como tú quieras.

practica tus masajes sexuales

Con la práctica se va perfeccionando. Al controlar tus órganos sexuales  y la energía que se utiliza cuando se practica en solitario podrás controlar también en tu relación sexual de pareja. Es una forma de ir mucho más allá de los masajes sexuales. Es una forma de expandir tu mente, tu cuerpo y tu espíritu.

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies