MAD: + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA
BCN:+ 34 625 37 34 28 Rocafort 91 - 93,Entlo 3.

Masajes sensitivos tantra Barcelona

MASAJES SENSITIVOS BARCELONA

 

El orgasmo ha sido un problema para el hombre, puesto que necesita tener sensación de control. Necesita centrarse mucho en su ego para alcanzarlo. Se preocupa de su actuación y genera mucha tensión sobre sí mismo. En ocasiones, sufre impotencia. Sólo es capaz de generar un orgasmo, que puede ser intenso pero no siempre. Está localizado en los genitales y sólo dura un instante. Es una situación que le deja vacío, sin fuerzas, y predispuesto al sueño. Los masajes sensitivos de Barcelona precisamente sirven para reorientar el orgasmo más allá de los genitales. Basados en las técnicas ancestrales del tantra sagrado, los masajes sensitivos de Barcelona nos ayudan a encontrar una dimensión nueva del placer.

Las técnicas tántricas se desarrollaron en un primer momento para satisfacer a los hombres. El hombre tiene que aprender a trascender su genitalidad. La mujer, sin embargo, tiene ventajas sobre el hombre. Ella es tántrica por naturaleza. Su orgasmo ocurre en una zona del cerebro que controla el movimiento y el tacto. Sus orgasmos son más profundos y largos, y se pueden repetir una y otra vez. No tiene la atención tan centrada en el sexo y puede abrirse a otros estados de conciencia.

masajes sensitivos tantra Barcelona

MUJER TÁNTRICA

El hombre siempre ha temido a la mujer por su superioridad sexual, por eso muchas culturas la mantienen sometida. El tantra, sin embargo, sugiere al hombre que aprenda de la mujer, que tenga la oportunidad de experimentar su potencial. Con los masajes sensitivos tantra Barcelona, el hombre aprende a saborear la energía sexual en su plenitud, a retrasar su desahogo. Y, sobre todo, a alcanzar estados superiores de energía. Hemos de recordar que el sexo tántrico se rige por modelos muy diferentes al sexo que conocemos. Aprender a manejar la energía kundalini va a dotar de una intensidad y fuerza que están dormidas en todos nosotros.

Esta es una de las cosas que más chocan en nuestra sociedad occidental, que históricamente ha relegado y rebajado el elemento femenino en su mundo. Nos cuesta aceptar que la mujer es la fuerza de iniciación y de transformación del varón. Es la mujer quien nos trae el amor supremo.

EL AMOR PLENO

Muchas veces limitamos nuestro concepto de amor al mero amor romántico. Esta es una de tantas simplificaciones con las que convivimos, pero que debemos comenzar a desterrar. El tantra implica expansión de la mente, y de los conceptos que manejamos. Debemos estar abiertos a la trascendencia, abrirnos al sentido último y más profundo del ser. El amor es la expresión de la creación del universo. Ni más ni menos. Es una fuerza y una energía poderosísima que nos hace plenos. Más aún, el amor es la unión espiritual de dos mitades separadas traumáticamente: la realidas masculina y la realidad femenina. Cuando amamos de verdad no hay uno y otro: hay sólo uno. La unidad, la perfección. Si amamos de verdad en el otro nos veremos también a nosotros.

Es precisamente la mujer el canal por el cual ascendemos a este estado de unidad sagrada, donde lo humano toca lo divino.

El amor del que hablamos es el amor más real, más absoluto. El amor romántico es una ínfima parte de todo lo que comprende. El brillo, el poder y la alegría del alma femenina plasma una hermosura que yace en la verdad, la armonía y el bienestar corporal y espiritual. Porque lo hermoso nos conecta con lo sublime. Una hermosura que, como todo en el tantra, trasciende lo corporal para situarse en el plano de lo absoluto. No hay belleza ni hermosura en un alma oscura.

El amor de verdad vemos que es la unión sagrada de esas dos mitades desgajadas. Una unión que simboliza la fuerza creadora que yace incluso en la esencia del origen del universo. Shakti y Shiva, la danza sagrada, una realidad que simbolizamos mediante el sexo sagrado y los masajes sensitivos. Una fuerza que yace en todos nosotros, y que los saberes milenarios del tantra nos han legado.

El tantra nos enseña a explorar este amor y este sexo sagrado, como medio de iluminación, meditación y consciencia plena. El rol femenino, en tanto que su sexo es más profundo, estable e ininterrumpible, es la fuerza que guía y marca a la parte masculina, a Shiva.

Los masajes sensitivos barcelona en el tantra

Los masajes sensitivos en Barcelona que nos enseña el tantra nos marcan el camino de los chakras. Mediante la fuerza poderosa de las manos de Shakti, despertamos la fuerza y energía que los van a llenar de luz. Esta energía que llamamos Kundalini ascenderá hasta el séptimo chakra despertando un nivel de consciencia absoluto.

Es por ello que nuestras maestras tántricas entienden el saber y las técnicas que van iniciarnos en el mundo de la conciencia absoluta, donde el cuerpo y el alma se funden. Una elevación espiritual de trascendencia, donde la sensualidad estimula el despertar energético.

1 Comentario

  1. admin el abril 14, 2017 a las 2:26 pm

    Estimado Jose, te has debido confundir con la sexología taoísta. El tantra no aborda el asunto de la eyaculación, sí en cambio, el taoísmo, que entiende que supone un desgaste energético para el hombre. Por eso existen técnicas taoistas para aprender a retroeyacular, pero no es una cuestión tántrica. Una caricia..

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies