MAD: Calle Sor Angela de la cruz, 34 - + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA Wtp: 682681979
BCN: Rocafort 93,Entlo 3. Telf: + 34 93 419 39 42 Wtp: 682681979

El yoni, la mujer

El masaje yoni  es una práctica tántrica que se enfoca en la mujer, porque la mujer y su misterio están en el centro del universo tántrico. Las mujeres son la esencia de su mensaje eterno. Debemos adorar a la mujer porque ella es la canalizadora de energías. El Kaulavali-Tantra nos dice que hay que inclinarse ante la mujer. Sea joven o vieja, sea hermosa o fea, buena o mala. Jamás hay que maldecirla ni hacerle daño.

En el tantrismo la mujer es encarnación de Shakti, por eso debe explorar las profundidades de su ser y descubrir sus fundamentos últimos. La mujer es la diosa, la encarnación de una energía última, viviente y presente. Para el hombre, el misterio de una mujer es su naturaleza fantástica, irracional e imprevisible. El masaje yoni nos conecta con la mujer, con su esencia. Ayuda a que nos comuniquemos correctamente en el ámbito del placer. Realmente, es una búsqueda interior de conexión con el otro, con la mujer.

Mujer creadora

El masaje yoni explora estás profundidades o de algún modo las homenajea. Recordemos que la mujer ha sido en la historia del ser humano la primera religión del hombre. Las primeras pinturas y esculturas prehistóricas ya evocan el principio de la diosa-madre, la fuerza primordial. La energía creadora. El masaje yoni nos impulsa hacia la mujer, para que su divinidad nos ilumine.

 

La mujer es también sacerdotisa y maga. Ella comprende la complejidad del alma humana, y su inconsciente está conectado con las fuerzas psíquicas que condicionan nuestra conducta. El misterio de la vida se encarna en la mujer. No es descabellado afirmar pues que entender lo que actúa en el útero es comprender el misterio del universo. Tanta es así que incluso podemos afirmar que el hombre es fundamentalmente una realidad femenina, que se encarna en macho exclusivamente para diseminar los genes.

Porque la mujer entiende los principios de la naturaleza, los lleva consigo. Por eso en las culturas antiguas era la mujer quien se encargaba de la agricultura, porque ella era la que conocía los secretos de la naturaleza, de su poder fecundante.

El hombre intuye a la mujer absoluta y la busca, porque la unión trae la felicidad. Pero son muy pocos los que la encuentran. Es una búsqueda del sueño, del ideal inaccesible. El masaje yoni es su homenaje sagrado, el círculo que cierra el universo y que nos prepara para la unión sagrada.

 

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies