MAD: Calle Sor Angela de la cruz, 34 - + 34 91 153 49 22 - Plaza de los Mostenses 7, 5ªA
BCN: Rocafort 91 - 93,Entlo 3. Telf: +34 625 373 428

Mejores masajes tántricos

iniciación tantrica

Disfrutar y comprender los masajes eróticos tiene varios niveles. Los masajes eróticos nos introducen en una verdad corporal y espiritual muy concreta Nos abren una dimensión nueva del placer y la sensualidad antes desconocidos, y despiertan fuerzas y energías muy potentes, como el kundalini. Podemos disfrutarlos en un nivel consciente o en un nivel intuitivo. Sin embargo, para adentrarnos en la profundidad de los mejores masajes tántricos  hay que adaptarse a una serie de técnicas.

Alcanzar la gran iniciación tántrica conlleva varias etapas que debemos cumplir y practicar.

Introducción: Calentamiento corporal, respiraciones profundas, vibraciones, movimientos caóticos, do-in, saludos al sol.

Primera etapa: Kirtan o mantras cantados ara hacer vibrar ciertas zonas corporales y desarrollar la paz y el amor en Anatha.

Segunda etapa: Meditación Kikai. Permite la acumulación de energía en Hara. Después hay varias posibilidades. Entre ellas, la toma de conciencia del movimiento mental a través de la respiración (anapana).

Tercera etapa: Asanas o posturas. Después de una preparación dinámica, hemos de practicar la serie general de asanas que corresponde. Incluimos las variantes que necesitemos. Tenemos que mantener continuamente la atención en el cuerpo, y dar mucha importancia a la apertura pectoral.

mejores masajes tantricos

CONTINUAMOS LAS ETAPAS.

Cuarta etapa: Pranayama. En primer lugar, debemos realizar las respiraciones activas y energizantes. Posteriormente se introduce la retención prolongada o Kumbhaka, que permite el control y la dirección del prana. Se pueden añadir además algunas kriyas.

Quinta etapa: Mudras, circuitos de prana, sensibilización de Chakras. Contracciones musculares y ejercicios para preparar la acción e,os kriyas.

Sexta etapa: Visualización, concentración y meditación en los Chakras

Séptima etapa: Kriyas del canal central, sobre todo KUndalini y Brahmari Kriya. Despertar de chakras y una serie de variantes relacionadas con sushumna, Ida y PIngala.

Octava etapa: Meditación en el canal central.

Novena etapa: Mudraspara despertar los sentidos internos. En cada ser humano se pueden distinguir dieciocho sentidos. Los cinco conocidos, sus correspondientes sentidos sutiles (clarividencia, olfato interno, gusto interno, etcétera).

Décima etapa: Nidra-yoga, sueño consciente, relajación y desdoblamiento.

Undécima etapa: La meditación del gran despertar o meditación craneal. Retirar el prana de todo el cuerpo para dirigirlo a la sensibilización y apertura de los centros superiores.

Duodécima etapa: Maitri, o al meditación del amor.

Bienestar y yoga

El tantra nos ofrece una forma de potenciar el placer sexual, pero debemos entender esto sólo como un medio. No se trata de un puro goce físico, sino que este placer es el que nos traslada a un estado de meditación absoluta. La palabra tantra nos remite a su significado sánscrito, como algo secreto, una tupida red subterránea. Se trata de emplear la energía kundalini para prolongar el placer sexual, que nos va a llevar al estado de consciencia absoluta.

El despertar de la energía es un símbolo de la creación del universo, ya que esta energía forma parte de ella. El estado de júbilo es total, porque logramos unir dos realidades desgajadas, la parte masculina y femenina. La unión sagrada de Shakti –femenino- y Shiva –masculina- que nos lleva al estado de pleinutd y consciencia absoluta.

Debido a muchos siglos de represión, donde lo sexual era visto como algo perverso, hemos vivido con una imagen reducida y distorsionada del sexo. La energía sexual que libera la kundalini es un beneficio espiritual y corporal que debemos venerar como algo sagrado.

Apertura mental

La iniciación tántrica implica limpiarse de ciertos aspectos erróneos sobre nuestro sexo. No se trata sólo de alcanzar un orgamo. Buscamos realidades mucho más profundas que todo eso. En primer lugar, debemos dejar de lado nuestro yo. La búsqueda de un placer egoísta es, paradójicamente, un muro para lograr el placer absoluto. Es decir, que es tirarnos piedras a nuestro propio tejado. Vivir la experiencia como una comunicación, como una meditación, con un objetivo sagrado y profundo de unión, nos va a dar una dimensión del placer y el bienestar que nos sospechábamos.

Afortunadamente, la iniciación tántrica en la que vivimos hoy -y somos cada vez más numerosos-  nos está liberando de ataduras, y nos permite acercarnos a estos viejos saberes que encierran tanto secreto y poder. El tatra no tiene dogmas, no se basa en creencias. No exige fidelidad, ni obediencia a ninguna regla. El tantra son técnicas que emplean los hombres y mujeres para acercarse más a su propio cuerpo y espiritualidad. Por ello, no se trata de religiones. No hay dios salvo la propia divinidad que reside en todos y cada uno de nosotros, en tanto que formamos parte de este universo. Como las estrellas y los planetas, vivimos en una danza cósmica de la que no somos ni remotamente conscientes. Tampoco de las energías que tenemos dentro. Gracias a la iniciación tántrica encontramos formas y técnicas para alcanzar ese bienestar y ese estado de iluminación.

 

Los mejores masajes tántricos conllevan una elevación de nuestra sexualidad. Podemos alcanzarlos guiados por maestras iniciadas en su saber. Os animamos a que os lancéis a vuestra iniciación tántrica.

 

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies